viernes, 8 de marzo de 2013

Capítulo 64: Flotando



Sosteniéndote entre mis brazos, no te dejaré caer.
Flotando entre mis dedos te elevas, vas tomando altura hasta levitar...
Volar durante unos segundos.

Soñaba tanto tiempo por tenerte aquí conmigo, en este instante. 
No existe nada más. 
Tu y yo y el "ahora”.

Convertir las lágrimas pasadas en sonrisas presentes. 
Has llegado para cambiar mi mundo, cuando mi mundo estaba vacío tú lo llenaste.
En cada rincón, en cada esquina ahí estás tú para alegrarme, para hacerme ver que el camino que he recorrido hasta el momento, todas las piedras que he superado en este viaje han sido pruebas necesarias para alcanzar mi objetivo. 
He alcanzado mi tesoro, mi premio: el haberte conocido.

Y desde ahora te digo que nunca vamos a dejar de volar.
Cada día, te quiero sentir flotando entre mis manos...
Y siempre me tendrás ahí, sosteniéndote...

jueves, 10 de enero de 2013

Capítulo 63: Decepciones constantes


Piensas que todo va bien hasta que sucede algo que no te esperas.
Tratas de negarlo en tu cabeza. Una y otra vez te repites a ti mismo “no está pasando, no está sucediendo”. Pero es real.

Tratas de asumirlo. Duele. Duele mucho. Como una punzada bien profunda en el costado, y no te deja respirar. Te mata en ese instante.

Y aunque todo se supera, todo pasa y por mucho que duela, antes o después te recuperas, te dejará tocado para siempre.

Decepción tras decepción uno se acostumbra a no arriesgarse por nadie. Porque al final siempre puede volver a suceder algo inesperado. Volver a sentir ese dolor punzante.

Cuando aprendes como va este juego, nadie es suficientemente valioso como para herirte de nuevo.

 

 you breaking hearts
 ain't breaking mine.


















domingo, 9 de septiembre de 2012

Capítulo 62: Miedos


Muchas veces somos víctimas de nuetros propios miedos. No queremos fracasar, ni quedar en evidencia delante de los demás. Tampoco queremos hacernos “viejos” y cuando esto sucede tenemos miedo al final y a lo que pueda venir después (si es que hay algo después).


Es algo que intimida. En muchos casos el miedo nos va comiendo por dentro y se apodera de nosotros. No nos deja avanzar. Nos bloquea.

La soledad cuando está muy presente en nuestras vidas se convierte en ocasiones en aliada del miedo y lo que nos asusta cobra vida convirtiéndose en frustración.

Podemos dejarnos llevar por esta sensación. También podemos pararnos, reflexionar y analizar estos miedos que no nos dejan el camino libre.

Mi dogma se sostiene con la fe. Fe en mi capacidad para hacer las cosas y no desistir cuando no salen como deseo.

Confiar en mí mismo es la base de este dogma. Tan importante es evitar hundirme en los malos momentos como evitar el sentimiento de euforia cuando llega la buena racha.

Es verdad que no hay mal que 100 años dure. Si pensándolo bien todas las semanas tienen 7 días y cada uno de ellos tiene las mismas horas y aunque nuestra vida pueda estar obligadamente marcada por la rutina, cada día es diferente...

Invertir nuestro tiempo y nuestras ganas en lograr lo que nos proponemos debe ser el eje sobre el que sostenernos.

Pensar que el fin justifica los medios se suele asociar con algo negativo, pero para vencer al miedo cualquier métedo que utilicemos será válido.  

viernes, 15 de junio de 2012

Capítulo 61: Avanzar




No sé si soy yo el que vive en otro mundo. En otra galáxia, fuera, muy lejos de aquí y fuiste tu la que quisiste traerme aquí y, con paciencia, intentaste entenderme.
No sé si alguna vez comprendiste que la distancia física puede salvarse, pero no se puede hacer nada ante la indiferencia y la pasividad. Ahí estamos cada día más lejos.

Si para ti nunca fui, nunca seré.

Siempre estarás, pero no permanentemente.
Recordar y añorar ¿para qué?
Mejor seguir, sin volver la vista atrás. Avanzar.
Quizás seas tú la que vivas en otro mundo. En otra galaxia, muy lejos de aquí, y haya sido yo el que te ha traído y nunca te comprendí…….

viernes, 11 de noviembre de 2011

Capítulo 60: 11 - 11 - 11


Numerólogos de todo el mundo son un manojo de nervios. Ha llegado el día 11 – 11 – 11.
Para los seguidores de las ciencias ocultas, hoy podría tener lugar algún suceso inusual.

¿QUÉ VA A PASAR HOY?

Seguramente...nada especial.
Pero los fans del esoterismo buscan signos en esta fecha. Los más negativos insisten en que la mística de este número está asociado a los desastres, como los ataques del 11 de septiembre de 2011 en los EEUU, uno de ellos perpetrado contra las Torres Gemelas, que según algunos formaban el número 11, además de que el primer avión de pasajeros en estrellarse contra las mismas fuera el vuelo 11.

Otra teoría es la del israelí Uri Geller, experto en numerología, quien atribuye a 11 el poder paranormal de proporcionar un canal de comunicación con el subconsciente.

En otra dirección iba la profecía de San Malaquías, quien predijo que habría 112 papas antes de un apocalipsis bíblico. Benedicto XVI es el Papa número 11.

Los que se alejan de este mensaje apocalíptico hablan de una jornada especial para recibir “energías astrales”, un día en el que habrá una conexión hacia la salvación del mundo.

Al final este, como todos los demás, es un día como otro cualquiera. Cuando pasen 24 horas y lleguen las 12 de la noche habrá terminado.
12 – 11 – 11. Quizás sea este un día todavía más especial que el anterior...y sin simbolismo numérico.

Fuente: Resumen elaborado de diferentes blogs y páginas especializadas.



jueves, 10 de noviembre de 2011

Capítulo 59: ¿Comenzamos de nuevo?


Cuando alejarse es el mejor camino que puedes tomar.
Cuando deja de importarte aquello que antes significaba todo para tí.
Cuando el dolor se convierte en habitual y ya no te sorprende sentirte así de mal.
Cuando es normal no sentir....

El cerebro es tan fuerte que muchas veces nos juega malas pasadas.
No podemos escapar del destino. Por mucho que intentemos cambiarlo, está asignado.
Bloquear tus pensamientos será una tarea en vano, ya que antes o después saldrán a la luz y te darás cuenta del error.

Deja fluir tus emociones.
Es hora de salir del trance.
Un nuevo comienzo espera.



#Y Puedes Darte Cuenta De Que Siempre Estará Ahí#

martes, 8 de noviembre de 2011

Capítulo 58: No es lo mismo.....

No quiero perder esta sensación de libertad, de no tener que dar explicaciones por cada cosa que hago y que me exigan algo a cambio por el simple hecho de estar conmigo.

Odiaba aquellos momentos en los que me sentía entre la espada y la pared, acorralado por no poder decidirme a hacer aquello que quería al saber que podía hacerle daño.
No me gusta la compasión: ni que sientan pena por mí, ni sentir lástima por los demás.

Alguien dijo una vez: “para poder amar a los demás primero aprendí a amarme a mí mismo”.
No seré un ególatra por ello, por tener la autoestima dentro de un baso medio lleno...y no de lo contrario.

Y no quiero perder esta libertad, porque la libertad no es sinónimo de soledad. Y la soledad está muy bien, pero..........