jueves, 31 de diciembre de 2009

Capítulo 17. Buenos deseos.....

Si se rompen mis esquemas, construyo unos nuevos.
Si pierdo los papeles, esta noche no importa.

Si busco el azar, me encontré de frente con él.
Si pienso en lo que quiero, el deseo se cumplirá.

Si algo me cuesta, disfrutaré de lo que haya conseguido.
Si algo me falla, todo se arreglará.

Si me levanto temprano, Dios me ayudará.
Si me acuesto muy tarde, aprovecharé bien el día.

Si todo no es suficiente, añadiré más y más.
Si este año será perfecto, ya lo verás.

Será perfecto….. ¿Será perfecto?
QUE TENGAIS UN FELIZ Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!

jueves, 24 de diciembre de 2009

Capítulo 16. Reflexión navideña....

Pienso en lo que voy a decir, no en las consecuencias

Digo lo que voy a pensar, sumido en la pura demencia.

Desasosiego y suspiros del séptimo ego

Poemas, dichos populares y aquel proverbio.

Si se cae siete veces…y no se levanta…El gato pierde la vida.

El pájaro quisiera ser nube, la nube quisiera ser pájaro…así es la envidia.

El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene.

Nuestro carácter nos hace meternos en problemas, pero nuestro orgullo nos mantiene.

Vicios y virtudes…vicisitudes.

Hoy solo escribo por no perder mis costumbres.

REFLEXIÓN NAVIDEÑA…Llena de proverbios (Rabindranath Tagore, Victor Hugo y Esopo).

FELICES FIESTAS A TODOS Y TODAS!!!


martes, 15 de diciembre de 2009

Capítulo 15. Maldito orgullo.....


Reuní el valor para caminar descalzo sobre el asfalto cuando estaba ardiendo.

Corté el cable correcto y el detonador de la bomba se detuvo.
Me perdí en muchos sitios sin brújula, pero siempre llegué a mi destino.

Estuve encerrado en un búnker mucho tiempo, pero conseguí volver a ver la luz del sol.

Hice una huelga de hambre encadenado de pies y manos.

Mi barco resistió temporales y tsunamis, no encalló.

Me han disparado en el corazón, y he sangrado mucho…conservo esas heridas.

Conseguí ver el futuro a través de mi bola de cristal.


Pero hay veces que el orgullo me ciega.
Hay veces que no tengo fuerzas.
Hay veces que me quedo callado.
Hay veces que maldigo mi suerte.
Hay veces que sueño y tú estas allí.

Maldito orgullo, ¿verdad?

¿HACE FALTA QUE TE DIGA QUE ME MUERO POR TENER ALGO CONTIGO?

martes, 8 de diciembre de 2009

Capítulo 7 + 7. Simbología del nº 7


Numerología. Tu número

NUMERO 7 El siete es el que todo lo comprende y todo lo contiene. Es la figura protectora, el que lleva en sí mismo fuerzas diferentes que nunca llegarán a enfrentarse, para proporcionar protección y seguridad. Jamás, en ninguna circunstancia será posible encontrar el punto débil de este tipo de personalidad. Los 7 no soportan a los débiles, temerosos de enfrentarse a las luchas, valoran mucho la valentía. Podrán ofrecer ayuda a quien lucha y es vencido, pero nunca harán lo mismo con aquel que se entrega sin luchar.

La personalidad 7 es en general bondadosa, llena de nobles sentimientos. Son dueños de una gran capacidad de reflexión, posesión que les permite actuar generalmente con sensatez y sentido común. Posee además un excelente sentido de adaptación, de manera que no es para él muy difícil adaptarse a los imprevistos y nuevas situaciones que se le presenten.

Suele decirse que los 7 son necios; son personas inteligentes, pero muy poco flexibles, ellos suponen que cambiar los propios puntos de vista denota falta de personalidad. Lo terrible es que consideran que ser terco es distintivo de una personalidad fuerte. No importa el grado de cultura que el individuo posea, él siempre creerá que defender un punto de vista a cualquier precio es ser coherente consigo mismo.

Los 7 no son indolentes de ningún modo, pero son perezosos. Posiblemente en el momento de trabajar no ponga creatividad, pero se dedicará plenamente a su tarea y la hará con una resistencia difícil de superar, ya que su capacidad de trabajo es muy grande y suele utilizarla generosamente. Pero después del trabajo, su necesidad de recuperación no aceptará ningún tipo de ofrecimiento que no sea quedarse en casa y descansar. Las aparentes indecisiones no son más que pereza. Cuando tienen una obligación dan miles de vueltas antes de enfrentarse a ella y no es que no sepan qué hacer, simplemente están tratando de disfrutar un poco más del "dolce fare niente", que constituye una parte importante de su vida.

Como norma general, son personas bondadosas y protectoras, poseen mucha seguridad en si mismos y un gran espíritu samaritano. Suelen ser magnánimos y generosos. A pesar de la imagen de fortaleza y seguridad, es posible que su salud tenga visos de precariedad, el corazón y el aparato digestivo son áreas donde puedan localizarse problemas. Es común que tengan digestiones lentas y frecuentes dolores de cabeza.

Son seres carentes de iniciativa, frecuentemente dan la imagen de personas indiferentes. Esto es absolutamente erróneo, sí que es cierto que no se apasionan fácilmente con nada, cuando lo hacen ponen un empeño y una perseverancia que no muchas personalidades son capaces de tener.

Lo positivo
Nobleza, dignidad, altruismo, idealismo, pudor, discreción, fortaleza, valentía, bondad, generosidad, protección a los débiles, sabiduría, ecuanimidad, sinceridad, capacidad de adaptación, afectividad, humildad, imaginación, sensatez.

Lo negativo
Gusto por la rutina, monotonía, pereza, falta de iniciativa, terquedad, escaso sentido del humor, conformismo, previsibilidad, escasa ambición, mezquindad, aburrimiento.


--------hay aspectos negativos que no se corresponden con mi personalidad (escaso sentido del humor, conformismo y escasa ambición). El resto, prácticamente acierta en todo

-------------------------------------------------------------------------------M7

lunes, 30 de noviembre de 2009

Capítulo 13. Destino...Ninguna Parte




Habíamos quedado, pero no apareció
En la estación, asomados a la ventana con carita de pena.
Me hizo una promesa, pero me abandonó
Sin razón, sin motivo fue la última cena.

El espejo está empañado y así se quedó
El tren se puso en marcha y creo que ya no frena.
Ingrata sorpresa, mi mundo se desvaneció
Perdí la ilusión, más solo que la una, menuda faena.

¿Y ahora yo que hago? Mi alma me susurró
Pero mi corazón está ausente, y mi cabeza no ordena.
Las palabras se confiesan pero el malo las capturó
Y cayó el telón, en esta noche de luna llena.

Paciencia….Paciencia…Paciencia…..Paciencia……Paciencia…Paciencia….Paciencia…Paciencia….. Paciencia….Paciencia…Paciencia…..Paciencia……Paciencia…Paciencia….Paciencia…Paciencia….. Paciencia….Paciencia…Paciencia…..Paciencia……Paciencia…Paciencia….Paciencia…Paciencia….. Paciencia….Paciencia…Paciencia…..Paciencia……Paciencia…Paciencia….Paciencia…Paciencia….. Paciencia….Paciencia…Paciencia…..Paciencia……Paciencia…Paciencia….Paciencia…Paciencia…..

Yo oigo voces en la cabeza y es a ti a quien le preocupa ser un bicho raro...

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Capítulo 12. Elegir...

Los días vuelan. Las horas simplemente pasan. Los años, por desgracia, se asimilan.

Todo se valora más cuando se pierde… y cuando tenemos éxito, no somos capaces de valorarlo en el momento en que lo conseguimos.

Los juegos aburren tanto si pierdes como si siempre eres tú el ganador.

Las dificultades nos unen…y si eso es cierto, podría ser todo más difícil…para que estés pegadita a mí…

No tengo prisa por nada, ya aprendí a ser paciente…por tantas heridas de guerra.

Las oportunidades se suelen desaprovechar…o esta vez no…

Esta vez no.

ELEGIR…


Cuando tengo que elegir entre dos males, siempre prefiero aquel que no he probado.

(Mae West)


Cuando hay males…..hay que ponerles remedio


Limpiando los cristales de mi ventana abierta.......

viernes, 13 de noviembre de 2009

Capítulo 11. Miedo al nido vacío


Me llevas a dar una vuelta, mamá. Quiero ver lo que me espera…
Contigo avanzo más deprisa, me proteges del peligro y además, fuera hace frio…y aquí dentro hace calorcillo!
Saltito a saltito viajamos cada día, me encanta. Me siento como un turista en primera clase.

Pero el tiempo pasa y voy creciendo. Mi madre me dice que vaya yo solo, que peso demasiado…pero no me quiero bajar. Y es que aquí dentro hace un calorcillo…!!!

Tardé en bajarme, pero lo hice. Y cuando lo hice, tenía un poco de miedo…pero me gustaba la sensación de ser libre, poder caminar por mí mismo y poder ir a donde a mí me apetezca.

Mi madre se sentía mal por mí, porque pensaba que me estaba haciendo daño exponiéndome al peligro. Se sentía tan mal que un día me dijo que regresase. No lo hice. Ya no importaba el calorcito que sentía cuando ella me llevaba.


Muchas veces nuestros padres nos dicen: “a ver cuando te casas”, “a ver cuando te independizas”, etc. etc.
Pero a la hora de la verdad, no quieren dejar el nido vacío.
Y aunque se esté muy bien y haga “calorcito”, tenemos que vivir nuestra propia vida al igual que ellos hicieron con la suya.

martes, 10 de noviembre de 2009

Capítulo 10. Errores y aciertos

Ajeno a problemas y complicaciones
Escuchando a la voz de la experiencia
Cierro los ojos y no te veo
Voy a pensar…

Que tengo todo y más
Que todo lo que quiero lo consigo
Que nadie me para
Que nada me frena

Pero…
Tengo mucho, aunque todavía me faltan cosas
Que aunque lo piense (utopía), en esta vida no podemos tenerlo todo
Que alguien me para los pies
Y que me frena el orgullo

Entonces…
Uno siempre se equivoca…bueno…a veces
Sería un error pensar lo contrario.
¿Y sería un ERROR dejarlo pasar?

lunes, 9 de noviembre de 2009

Capítulo 9. Se fue a Siberia


Todavía sigue allí, no ha regresado. Se perdió y de momento no ha encontrado el camino de vuelta. El sendero de la vida nos depara sorpresas, a veces incluso son interesantes, pero la verdad es que hace demasiado frío.

No estaba preparado para soportarlo, eso desde luego…pero al final uno siempre se acostumbra. Desde aquel día Siberia es su hogar…32 días después.

S iento no haber hecho mejor las cosas…

I ntentaré sacar siempre la parte positiva…

B astantes momentos agradables como para seguir lamentándome…

E n cada rincón de mi mente sigue estando aquel lugar…

R iéndome de la broma que el destino me gastó…

I ndiferente una vez el tiempo ha hecho su trabajo sucio…

A mor congelado…

lunes, 2 de noviembre de 2009

Capítulo 8: “Si se cierra una puerta se abre una ventana”

Meditar sobre la vida y obtener respuestas no es nada sencillo. Esta tarde un amigo me dijo una frase que me ha hecho pensar un poco… “Si se cierra una puerta se abre una ventana”.

En ocasiones cuesta mucho abrir una ventana. A veces nos encontramos con que en esta ventana hay clavijas muy traicioneras y se quedan atrancadas. Da mucha rabia porque por mucha fuerza que hagamos y por muy fuerte que tiremos no podemos abrirla.
Otro caso, creo que peor aún, cuando rompemos la persiana por haber querido levantarla demasiado rápido o porque simplemente el tiempo pasa factura, y de tanto usarla se gasta y se estropea.
Una vez conseguimos abrir la ventana (si somos capaces, eso sería un gran avance,) nos asomamos…y podemos encontrarnos con el inconveniente de la altura. Si bajamos la cabeza y el suelo está cerca nuestra o si sentimos vértigo y no vemos donde se encuentra.
En mi caso me gusta la segunda opción, porque no me gustan las cosas cuando me resultan demasiado fáciles. Me gusta asumir riesgos y superar retos, lo único malo…q no soy nada valiente. Quizás sea un valiente al reconocerlo.

De momento esta ventana está cerrada y en el cristal que tengo delante veo el reflejo de lo que soy. Cuando este reflejo se convierta en una imagen nítida, estaré preparado para abrirla…y por muy alto que esté, por mucho vértigo que tenga intentaré reunir el valor suficiente para sacar la cabeza, con valentía.

lunes, 26 de octubre de 2009

Capítulo 7: Control, alt y suprimir

Cierro los ojos e imagino…y todavía estoy allí, sentado en aquel bar, bebiendo y esperando encontrar alguna solución. Riéndome de algo, no sé muy bien porqué, y pensando que todo el tiempo había estado caminando por un sendero equivocado…o puede que no, porque hay veces que es mejor desviarse para finalmente encontrar el sendero de la felicidad.

Estaba en aquel lugar, en el peor momento, y estaba enfadado porque no me lo esperaba. Pensaba que todo iba a salir bien, pese a la premonición que había tenido antes de la ida. Nada de lo que me había imaginado estaba ocurriendo.

Por otra parte me sentía liberado. Iba a recuperar mi vida, dejar de vivir una historia que no me pertenecía. Las películas suelen tener finales felices, pero la realidad es diferente. Es eso, cuando la realidad se convierte en verdades, y es difícil entenderlas. En esta vida hay días en los que es mejor quedarse en casa, porque parece que todo lo que tocas se marchita, como una flor cuando la cortas de raíz.

Me desesperaba por no poder tener nadie a quien contarle aquello, alguien en quien poder confiar plenamente porque realmente me conozca y no porque haga un esfuerzo por ponerse en mi lugar y comprenderme (que también es de agradecer, pero que no sirve de gran ayuda).

Allí en ese bar me di cuenta de la razón de ese viaje. Tenía que cambiar muchas cosas, y había ido para alejarme de esta sensación. Días más tarde empecé a recoger los frutos deseados…los cambios se producían rápido, como tenía previsto.

La rabia poco a poco va amainando. Lo malo lo intentaré ir borrando con el paso del tiempo, es imposible hacerlo todo de golpe, como si pulsase 3 teclas en un ordenador: control, alt y suprimir. Me quedo con una experiencia vital que no todos pueden disfrutar, y con las imágenes de aquel lugar. Y con la soledad de aquel bar, que me hizo reflexionar y darme cuenta de muchas cosas.