viernes, 18 de septiembre de 2009

Capítulo 3. Negatividad

No eres tú, soy yo. No es tu culpa. No puedes hacer nada por cambiar las cosas. No quiero más reproches, más escusas. No quiero ver lágrimas en sus ojos, ni en los míos.
No puedo sentirme afortunado, ni desgraciado. No salgo de aquel lugar en el que estuve y tampoco quiero ir a ningún otro sitio. No vale la pena lamentarse, tampoco puedo sonreir.
No hay enfermedad sin cura, por eso no me haces falta. No hay tristeza, ni alegría. No tengo razones, pero tampoco quiero tenerlas.
No continuaré por este camino. No estoy si me llamas. No me escucharás, mi voz para ti es imperceptible.

2 comentarios:

  1. Es preferible la POSITIVIDAD, siempre!Muy guapa la canción, no la conocía.

    Beso! :D

    ResponderEliminar
  2. Más que negatividad, yo diría "soledad" ¿no?
    Vengo dle blog de Cecilia, y lo que he leido me gusta. Con tu permiso, te seguiré.

    Un saludo!

    ResponderEliminar