martes, 15 de diciembre de 2009

Capítulo 15. Maldito orgullo.....


Reuní el valor para caminar descalzo sobre el asfalto cuando estaba ardiendo.

Corté el cable correcto y el detonador de la bomba se detuvo.
Me perdí en muchos sitios sin brújula, pero siempre llegué a mi destino.

Estuve encerrado en un búnker mucho tiempo, pero conseguí volver a ver la luz del sol.

Hice una huelga de hambre encadenado de pies y manos.

Mi barco resistió temporales y tsunamis, no encalló.

Me han disparado en el corazón, y he sangrado mucho…conservo esas heridas.

Conseguí ver el futuro a través de mi bola de cristal.


Pero hay veces que el orgullo me ciega.
Hay veces que no tengo fuerzas.
Hay veces que me quedo callado.
Hay veces que maldigo mi suerte.
Hay veces que sueño y tú estas allí.

Maldito orgullo, ¿verdad?

¿HACE FALTA QUE TE DIGA QUE ME MUERO POR TENER ALGO CONTIGO?

2 comentarios:

  1. Me suena algo esta foto, jaja!!Me ha gustado esta entrada, toda una declaración de intenciones o quizás toda una confesión?

    Un besooooo, M-7 ;D

    ResponderEliminar