martes, 9 de marzo de 2010

Capítulo 23: Descentrado...


Ayer soñé con ella. Pero ella no soñará conmigo.
Todo lo que en el sueño aparecía me gustaba, pero al despertarme nada tenía sentido.
Cerraba los ojos y allí estaba, la tenía delante
pero al abrirlos ya no estaba, había desaparecido

Recuerdo las conversaciones, las miradas cómplices y su sonrisa
pero la ilusión se consumió tan rápido como se consume un azucarillo.
Y es que siempre hay un P E R O.

¿Y qué puedo hacer?
Esperar a que el cansancio se vuelva a apoderar de mí
y tú seas la sirena que me guíe.


¿Qué es preferible, vivir ajeno a todo….o relajarse y disfrutar, aunque sepas que lo bueno se va a terminar pronto?

Por el momento solo pido que cuando su imagen aparezca de nuevo en mi subconsciente no despertarme en un par de días….como mínimo.

1 comentario:

  1. Lo mejor es vivir el momento y disfrutarlo... aunque puede que se termine pronto, pero eso da igual...
    Los sueños sueños son, pero recuerda, a veces pueden ser más reales de lo que parecen ;D

    Bicoooooos!!!

    ResponderEliminar