lunes, 16 de agosto de 2010

Capítulo 29. Estoy encantado de ser libre



Las murallas se derriban.
Las distancias se pueden recorrer de muchas maneras.
Las guerras no empiezan ni terminan en un día.
La gente siempre te sorprenderá, nunca terminas de conocer a alguien.

Los soldados siempre tendrán miedo a la muerte, y la valentía es algo que no se aprende.
Los pasos que has dado hasta la fecha te enseñarán el camino por el que debes continuar.
Los escudos pueden evitar herirte, pero nuca evitarán que te disparen.
Los humanos cometemos errores, nos equivocamos y pedimos perdón. Y esto lo hacemos porque somos humanos.

Si todo fuese tan fácil, nadie se esforzaría por conseguir las cosas.
Si no nos cansásemos de intentar ser felices, no le daríamos su importancia real cuando al fin lo somos.
Si supiésemos qué nos depara el futuro intentaríamos cambiarlo, porque nunca suceden las cosas que planeas que sucedan.
Y si tenemos miedo…el miedo es la peor cárcel que existe.


ESTOY ENCANTADO DE SER LIBRE

2 comentarios:

  1. Pero qué bien que escribe mi hermanito!!!jeje
    Yo tengo esto del blog abandonado, el caso es que cuando estoy feliz no me inspiro para escribir, así que nada, prefiero no escribir, que es buena señal ;D

    Bicoooos!!!

    ResponderEliminar
  2. Pos si, entonces no escribas jejeeje
    Yo ahora tengo mucha responsabilidad con el blog, asiq prefiero escribir poco y bien...para no defraudar a "mis fans", jojojo
    un besiiiiiiii

    ResponderEliminar