viernes, 10 de diciembre de 2010

Capítulo 42: La vida es así (II)

La vida es injusta, y lo es tanto con las personas que se lo merecen como con las que no se lo merecen. Somos seres egoístas e inconformistas, contadas veces damos las gracias por lo que tenemos o por lo que nos ofrecen los demás.

Nos damos demasiada importancia a nosotros mismos. Nos comparamos, comparamos lo que tenemos y nos sale la envidia de dentro, en muchas ocasiones, como si eso marcase si somos mejores o peores.

En el amor, da igual que pienses que te mereces una persona a tu lado que para ti sea perfecta, con la que puedas compartir todos tus sueños y vivencias. Da igual que pienses que te corresponde, que la vas a hacer más feliz que nadie y que nadie la va a tratar como tú lo harías. Los sentimientos no entienden de lógica, razonamientos y demás teorías.

Los sentimientos a veces son como los oasis en el desierto, no sabes si son reales o son ilusiones, si un día piensas que te acercas a una persona y al día siguiente sucede algo y todo se enfría.

Y como la vida es así, no pienses si estarán pensando en ti. Porque si lo piensas, seguro que no sucede. Todo sucede cuando menos te lo esperas, así que tranquilo…y si estás seguro de que están pensando en ti, no lo pienses y actúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario