viernes, 8 de marzo de 2013

Capítulo 64: Flotando



Sosteniéndote entre mis brazos, no te dejaré caer.
Flotando entre mis dedos te elevas, vas tomando altura hasta levitar...
Volar durante unos segundos.

Soñaba tanto tiempo por tenerte aquí conmigo, en este instante. 
No existe nada más. 
Tu y yo y el "ahora”.

Convertir las lágrimas pasadas en sonrisas presentes. 
Has llegado para cambiar mi mundo, cuando mi mundo estaba vacío tú lo llenaste.
En cada rincón, en cada esquina ahí estás tú para alegrarme, para hacerme ver que el camino que he recorrido hasta el momento, todas las piedras que he superado en este viaje han sido pruebas necesarias para alcanzar mi objetivo. 
He alcanzado mi tesoro, mi premio: el haberte conocido.

Y desde ahora te digo que nunca vamos a dejar de volar.
Cada día, te quiero sentir flotando entre mis manos...
Y siempre me tendrás ahí, sosteniéndote...

jueves, 10 de enero de 2013

Capítulo 63: Decepciones constantes


Piensas que todo va bien hasta que sucede algo que no te esperas.
Tratas de negarlo en tu cabeza. Una y otra vez te repites a ti mismo “no está pasando, no está sucediendo”. Pero es real.

Tratas de asumirlo. Duele. Duele mucho. Como una punzada bien profunda en el costado, y no te deja respirar. Te mata en ese instante.

Y aunque todo se supera, todo pasa y por mucho que duela, antes o después te recuperas, te dejará tocado para siempre.

Decepción tras decepción uno se acostumbra a no arriesgarse por nadie. Porque al final siempre puede volver a suceder algo inesperado. Volver a sentir ese dolor punzante.

Cuando aprendes como va este juego, nadie es suficientemente valioso como para herirte de nuevo.

 

 you breaking hearts
 ain't breaking mine.