jueves, 10 de enero de 2013

Capítulo 63: Decepciones constantes


Piensas que todo va bien hasta que sucede algo que no te esperas.
Tratas de negarlo en tu cabeza. Una y otra vez te repites a ti mismo “no está pasando, no está sucediendo”. Pero es real.

Tratas de asumirlo. Duele. Duele mucho. Como una punzada bien profunda en el costado, y no te deja respirar. Te mata en ese instante.

Y aunque todo se supera, todo pasa y por mucho que duela, antes o después te recuperas, te dejará tocado para siempre.

Decepción tras decepción uno se acostumbra a no arriesgarse por nadie. Porque al final siempre puede volver a suceder algo inesperado. Volver a sentir ese dolor punzante.

Cuando aprendes como va este juego, nadie es suficientemente valioso como para herirte de nuevo.

 

 you breaking hearts
 ain't breaking mine.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario